Últimas Reseñas

13/9/14

Reseña: La Élite - Kiera Cass



FICHA TÉCNICA

Título: La Élite
Serie: La Selección #2
Autor: Kiera Cass
Páginas: 224
Precio: $119
Edición: Rústica
Editorial: ROCA EDITORIAL
ISBN: 9788499186139

SINOPSIS

De las treinta y cinco chicas que llegaron al palacio para competir en la Selección, todas menos seis han sido devueltas a sus hogares. Y solo una conseguirá casarse con el príncipe Maxon y ser coronada princesa de Illéa.

America todavía no está segura de hacia dónde se inclina su corazón. Cuando está con Maxon, se ve envuelta en un romance nuevo y que la deja sin aliento, y ni siquiera puede imaginar estar con nadie más. Pero cuando ve a Aspen en los alrededores de palacio, los recuerdos de la vida que planeaban tener juntos se agolpan en su memoria. El grupo de chicas que llegaron al palacio se ha visto reducido a la Élite de seis, y cada una de ellas va a hacer todo lo posible por ganarse a Maxon. El tiempo se acaba y America tiene que tomar una decisión.

Sin embargo, cuando ya cree que ha llegado a la conclusión definitiva, un suceso devastador hace que se lo vuelva a plantear todo de nuevo. Y mientras lucha por averiguar dónde está su futuro, los rebeldes violentos que quieren derrocar la monarquía se hacen cada vez más fuertes y sus planes podrían acabar con cualquier aspiración que America pudiera tener de un final feliz…

MI OPINIÓN

Segundo libro de la trilogía. Para tener una mejor idea de lo que va, les sugiero leer la reseña que hice de La Selección. Hay cosas que les van a quedar más claras.

Ante todo, hubo algo que olvidé mencionar en la reseña anterior. El final de cada libro es como si estuviera cortado y luego continuara en el próximo libro. Es como si los tres conformaran un sólo libro, dividido en tres tomos. Quizá pueda resultar chocante para algunas personas, sobre todo si no tienen el que le sigue para continuar la lectura. De todos modos, están bien terminados.

En La Élite, America se encuentra entre las seis semifinalistas. Cada vez hay más roces entre las seleccionadas y las discusiones se vuelven inevitables. Se les ponen pruebas importantes que deben superar, ya que eso demostrará qué tan preparadas están para ser princesas. A nuestra protagonista le cuesta mucho poder afrontar la enormidad de lo que implica ese título. En este libro en particular la noté demasiado insegura, indecisa e infantil. Eso fue algo que no me gustó. America me encantaba porque era un personaje medianamente fuerte, humilde y honesta. Que estuviera en una constante disyuntiva sobre si elegir a Aspen o a Maxon, se me hizo chocante. Los dos chicos son divinos, no lo voy a negar, pero el príncipe se ganó la elevación de mi pulgar. Adora a America y sólo quiere que ella le admita si las cosas van a ir bien entre ellos o no. Sólo desea que lo quiera. Aspen, por su parte, quiere recuperarla y trata de hacerlo de todos los modos en que le es posible. El que los dos lo intenten con tantas ganas hace que ella se sienta tan confundida. No quiere herir a ninguno, pero al mismo tiempo quiere algo de los dos. Cuando está con Aspen puede casi tocar todo aquello que tenían y adoraba, pero cuando se encuentra con Maxon se da cuenta de que él le provoca cientos de sensaciones y emociones diferentes.

La competencia se vuelve más y más complicada. Cada una de las seleccionadas tiene sus respectivos secretos e incluso armas para acercarse a Maxon. A lo largo de las páginas, America comprende que está completamente celosa de las demás porque tiene sentimientos por el príncipe. Es justo cuando cree que tiene una decisión tomada, que ocurre algo que la deja rota por dentro. Algo que todos tienen que ver y tolerar pero para lo que ella no está hecha. America empieza a notar que todos tienen una favorita: el público, Maxon, los reyes, incluso los empleados del Palacio. Tiene miedo de ser la próxima en abandonar La Selección, pero trata de dar lo mejor de sí. El problema es que debe aprender a guardar un poco de su temperamento, y eso no se le hace nada fácil.

En este libro vemos un poco más del rey y la reina. El temperamento del rey Clarkson es tan volátil como desagradable. Es una persona cruel e injusta. Me atrevo a decir que es una de las peores personas que podría haberse creado en este libro. No sólo porque prácticamente odia a America y no pierde oportunidad de dejárselo en claro, si no porque es un mal padre y -por si fuera poco- no le interesa en absoluto lo que le ocurra a su pueblo. Es un hombre carente de emociones o sentimientos. No tengo idea de qué puede hacer con una mujer tan noble y amable como lo es la reina Amberly. A su vez, en La Élite podemos ver mucho más sobre los rebeldes y sus ataques. Se muestra las diferencias entre las castas, la tiranía de la corona, y las consecuencias que pueden acarrear algunas faltas. Me gustó que se desarrollara más a los personajes principales. Cada uno tuvo su lugar para mostrarse más y dejarnos en claro los motivos que provocan que se comporten del modo en que lo hacen. En lo particular, hubo cosas que me quedaron más claras.

Los personajes secundarios van rotando lentamente en este libro. Se va conociendo un poco más de las chicas de la Élite, al punto de saber las verdaderas intenciones de cada una. Las doncellas de America me encantaron, como siempre, porque son tan buenas y serviciales que te dan ganas de abrazarlas. Son la clase de persona a la que podrías contarle cualquier cosa y aun así seguirían estando a tu lado. Son fieles y leales. Marlee se muestra un poco diferente en este libro, aunque van a terminar comprendiendo el motivo. *Sólo puedo decir que ella y America son más parecidas de lo que creen* Celeste sigue siendo tan zorra como siempre. Lamentablemente sólo puedo utilizar una palabra para describirla, y es trepadora. Utiliza a La Selección para ascender y conseguir lo que quiere. Es mala, dañina y oportunista. Kriss me cae mal. Es la típica chica diez. Es hermosa, inteligente, dócil, tierna y bla, bla, bla. Al volverse una amenaza directa para la situación de America, la verdad es que cada vez me cayó peor. No es una mala persona, al contrario, pero es tan buena que me molesta. -.- Elise directamente no habla. O sea, sí, lo hace, pero sus apariciones son por demás de insulsas. Está ahí por sus conexiones y no parece tampoco tan emocionada. Es como una planta (? Y Natalie es demasiado indiferente e insignificante. No puedo decir mucho sobre ella, la verdad.

Lo que puedo asegurar es que en este libro America comienza a demostrar que tiene un buen corazón y que nada de lo que comprende la corona puede romperla. Ella es como es, y no teme mostrarse así. Sus acciones siempre tienen consecuencias, pero las afronta lo mejor que puede. Si bien es el libro que menos me gustó de la trilogía, tiene partes muy buenas y la evolución del personaje es notoria. Hacia el final del libro uno puede ver el poder de decisión de America y eso me gustó: que tome las riendas del asunto y se plantee llegar hasta el final, cueste lo que cueste.
¡Léanlo! Les va a gustar.

FRASES

 —Resulta que se me da terriblemente mal estar lejos de ti. Es un problema muy grave. 

 —¿Cómo voy a tener alguna posibilidad, Mer? ¿Cómo voy a competir cuando tú solo hablas con  uno de los dos? 

 Tiempo. Últimamente no hacía más que pedirlo. Y, precisamente, esperaba que, con el  tiempo suficiente, todo acabaría encajando. 

 —¿Por qué no has acabado ya con esto, America? —me preguntó, con dulzura—. Sabes que te  quiere.

 Tenía que escoger. Aspen o Maxon. 

 Maxon para mí era más de lo que yo me permitía creer. 

 —Eres tú —dije—. No quiero dejarte a ti. 
 —¿A mí? 
 Asentí. 
 —¿Me quieres a mí? 
 —Eso es lo que estoy diciendo. 

 —Si te estás preparando para decirme que deje de luchar por ti, es algo de lo que no querría ni
 hablar. 

 —No es que quiera darle ánimos, ni nada por el estilo, pero, si no se da cuenta de lo increíble que
 eres, es que es un idiota. 

 —¿Cómo es estar enamorada? —preguntó May. 
 —Es lo más maravilloso y lo más terrible que te puede suceder —dijo, simplemente—. Sabes que
 has encontrado algo sorprendente, y quieres que te dure toda la vida; y a partir de entonces, te  pasas cada segundo temiendo el momento en que puedas llegar a perderlo. 

 El amor es un miedo precioso. 

 —Lo único que quiero es que me prometas que te quedarás conmigo, que serás mía. A veces me da  la impresión de que no puedes ser de verdad. Prométeme que no me dejarás. 

 La emoción y la alegría de la velada eran sobrecogedoras, como si me engullera una llamarada  feliz. No podía imaginar que hubiera nada en el mundo que pudiera arrancarme aquella felicidad. 

 —Así son las cosas. El cielo es azul, el sol brilla y Aspen está irremediablemente enamorado de
 America. Así es como diseñaron el mundo. 

 Si aquello era mi declive, quería plantar cara como una dama. 

 Los pulmones me ardían y sentía pesadez en las piernas. 
 Aun así, seguí corriendo. 

 Maxon Schreave me rompió el corazón por primera vez, de verdad. Y el dolor fue inimaginable. 
 Le gustaba Kriss. Quizá tanto como yo. 

 <<Si quieres la corona, America, tómala. Porque debería ser tuya.>> 

 La competición iba más en serio de lo que había imaginado. 

 —A veces tengo la sensación de que Maxon y yo participamos en otro tipo de «Selección». Solo él y  yo. Y uno de los dos te conseguirá al final del juego. Y la verdad es que no sé quién lo tiene peor.
 Maxon, en realidad, no sabe que estamos compitiendo, así que quizá no ponga toda la carne en el  asador.
 Pero, por otra parte, yo tengo que esconderme, así que tampoco puedo darte lo que te da él. En  cualquier caso, no es una lucha justa. 

 —America —dijo, decidido—, si alguna vez quieres saber algo sobre mí, sobre lo que me importa o  lo que soy, lo único que tienes que hacer es preguntarme. 

 No es que yo hiciera que su mundo fuera mejor. Es que yo era su mundo. No era una explosión; eran  fuegos artificiales. Era una llamarada, ardiendo lentamente de dentro afuera. 

 —Me has cambiado para siempre. Y nunca te olvidaré. 

 —No te tires de la oreja con ninguna otra. Eso es mío —respondí, con una sonrisa tensa. 
 —Hay un montón de cosas que son tuyas, America. 

 —Necesito saber que me puedo fiar de ti. Necesito saber que puedes guardarme los secretos, confiar  en mis decisiones y no esconderme cosas. Necesito que seas completamente sincera conmigo y que  dejes de cuestionar cada decisión que tomo. Necesito que tengas fe en mí, America. 

 —Vas a tener que aprender a controlar esa lengua. Si no, tú y yo seremos enemigos. Y créeme: no  te conviene tenerme como enemigo. 

CALIFICACIÓN



¡Espero que les guste esta reseña!

¡NOS VEMOS!


2 comentarios:

  1. Me gustó muchísimo la reseña y me ayudo mucho también, debido a que leí el primer libro y quede con la duda de si leer el próximo o no sé, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. uff después de leer el primero no aguante ni un minuto en leer el 2do!!! me gusta mucho!!

    ResponderEliminar

Sus comentarios ayudan al crecimiento del blog. Nunca dejo de leerlos. ¡Gracias por pasarse!♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...