Últimas Reseñas

7/6/14

Reseña: El diario de Bridget Jones - Helen Fielding


Sinopsis

Bridget rebasa los treinta años, trabaja en una editorial, 
vive sola y, al iniciar su diario, se propone cinco objetivos: 
perder peso, dejar de fumar, controlar el alcohol, ser encantadora y conseguir una pareja estable
Por el diario desfilan sus padres (empeñados en casarla), 
sus amigas (adictas a los libros de auto-ayuda), 
un amigo homosexual, un compañero de oficina con el que tiene un ligue y le manda mensajes insinuantes por el ordenador, y otros muchos personajes, en una serie de situaciones divertidísimas. 

El diario de Bridget Jones ha conseguido un éxito espectacular en todos los países donde se ha publicado.

Mi opinión

Después de haber visto las películas y haber encontrado el tercer libro en la librería, me dije que debía leer los primeros dos en los que se basaron para las adaptaciones en la pantalla grande. Nunca había leído una comedia romántica inglesa, y tampoco sabía qué esperar. Muchos dicen que el humor inglés es tan particular que a veces la gente no llega a comprenderlo. De cualquier modo, debo admitir que muchas partes del libro me gustaron mucho más que la misma película.

El personaje de Bridget me encantó. Me hizo reír horrores, compadecerla, quererla, y hasta envidiarla. Es una treintañera que se encuentra muy disgustada con su vida. Se siente gorda, poco atractiva, estancada laboralmente, y un conejillo de indias para su madre. La gente que la rodea la vive molestando por el hecho de ser soltera, y tanto su madre como Una -amiga de la Sra. Jones- intentan emparejarla sin cesar. Bridget tiene varios amigos, pero los más importantes son Tom, Sharon -Shazzer- y Jude. Tom fue uno de los que más me agradó. Su forma de ver y decir las cosas es mejor recibida. Su sensibilidad para con Bridget es más intensa, ya que son mejores amigos. Sharon me pareció extremadamente feminista y, llegado un punto, hasta insoportable. Coincidía en algunas cosas que argumentaba, pero la verdad es que se sobrepasaba. Jude muchas veces fue tonta, y quería golpearla por no tener más convicción y fortaleza. Aun así, ellas dos me hicieron reír bastante por sus explicaciones para cada uno de los acontecimientos. Buscaban respuestas para todo en cualquier cosa que se les pueda ocurrir: feng shui, la onda zen, libros de auto-ayuda, los artículos de la Cosmopolitan, etc. Hay otros personajes que son amigos de Bridget, pero no aparecen tanto. Muchos me resultaron odiosos. Es decir, ¿es necesario burlarte de una persona porque es soltera luego de los 30? ¿Hace falta hacerla sentir miserable? ¿Qué clase de amigo hace eso? Prosigamos.

El personaje de Daniel Cleaver fue uno de los que más me sorprendió. En la película me parecía un completo imbécil, pero en el libro lo llegué a conocer más. Él y Bridget llegan a tener una relación aunque no ponen un cartel de neón en todas partes anunciándolo. Daniel tiene muchas actitudes dulces con ella, pero en otras oportunidades se vuelve más distante. Nunca dejan de evidenciar que pasa algo entre ellos ya que, mientras Bridget trata de comportarse como es debido, él se emborracha y le hace demostraciones públicas de cuántas ganas tiene de acostarse con ella. De todos modos, tal como la película me mostró, tiene una gran tendencia a comportarse como un completo idiota y a arruinar las cosas.

¡El que me encantó fue Mark Darcy! Estaba ansiosa por ver cómo era su personaje en el libro, ya que en la película lo muestran demasiado serio y no aparece TANTO. Si bien en la historia es serio, descubrí que es un amor. Hay cosas que le dice a Bridget que me mataron de ternura. Es una excelente persona, y Bridge se da cuenta de que puede contar con él.

En cuanto a los padres de Bridget y las amistades de éstos, admito que gracias a Pam Jones -mamá de Bridget- fue que me reí mucho. ¡Dios! Esa mujer está como una cabra. Un momento parecía enojada, y al siguiente estaba riendo como si nada. Algunas de sus respuestas eran tan fuera de lugar que me hacían reír sin poder parar. El padre es una persona más tranquila, y se nota que lleva una mejor relación con su hija. Jamie, el hermano de Bridget, prácticamente no aparece pero no me cayó del todo bien. Todos tienen una forma de ver a nuestra protagonista que dan ganas de golpearlos. Como si el hecho de ser soltera fuera un pecado o algo por el estilo.

En resumidas cuentas, el libro me gustó. Hubieron partes que se me hicieron pesadas o aburridas porque para explicar algo puntual lo relacionaba con algo que la protagonista sabía o recordaba, y terminaba explicándote las dos cosas. Aun así me daban gracia los comienzos de cada capítulo, donde Bridget anotaba su peso, cuánto había bebido y fumado, y la cantidad de calorías que había consumido. El final me gustó, también. Si tienen un tiempito, léanlo.

Frases

 Oh, Dios mío. ¿Por qué no puede entender la gente casada que hace ya tiempo que no es educado  hacer esta pregunta? Nosotros no nos abalanzamos sobre ellos y les gritamos: «¿Cómo va vuestro  matrimonio? ¿Todavía practicáis sexo?» 

 No sé por qué no lo decía sin tapujos de una vez: 
 «Cariño, echa un polvo con Mark Darcy encima del pavo al curry, ¿vale? Es un tipo muy rico». 

 Oh, ¿por qué soy tan poco atractiva? ¿Por qué? Incluso un hombre que lleva calcetines con  abejorros me encuentra horrible. 

 (...) pese a que ya hemos descubierto a la puta que llevamos dentro, todavía no las hemos liberado. 

 Hmm. Creo que eliminaré la última parte, ya que contiene una leve acusación de acoso sexual, y a  mí me gustaría muchísimo ser acosada sexualmente por Daniel Cleaver. 

 Oh, Dios mío. Mañana es San Valentín. ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué está el mundo entero  empeñado en hacer que las personas que no tienen un idilio se sientan unas estúpidas, cuando todo el  mundo sabe que el idilio no funciona? 

 No me importa la figura. No tiene sentido, ya que nadie me quiere ni se preocupa por mí. 

 ¿Por qué, cuando las personas dejan a sus parejas porque están teniendo un lío con otra persona,  creen mejor hacer ver que no hay nadie más involucrado? 

 Es lo mismo que esas personas que inventan una mentira como excusa en lugar de decir la verdad,  aunque la verdad sea mejor que la mentira. 

 La gente sensata diría que tengo que gustarle a Daniel tal y como soy, pero yo soy hija de la cultura  del Cosmopolitan, estoy traumatizada por las supermodelos y por demasiados enigmas, y sé que ni  mi personalidad ni mi cuerpo están a la altura si los dejo a su merced. No puedo soportar la presión. 

 Puedo confirmar de manera oficial que hoy en día no se llega al corazón de un hombre a través de la  belleza, la comida, el sexo o un carácter seductor, sino simplemente aparentando que no estás muy  interesada en él. 

 Me devané los sesos, y luego me detuve, sorprendida al darme repentinamente cuenta de algo  sensacional. Ya no estoy enamorada de Daniel. Soy libre. 

 Dieciocho años de lucha, sacrificio y esfuerzo, ¿para qué? Dieciocho años y el resultado es «cansada  y apagada». Me siento como un científico que descubre que el trabajo de toda su vida ha sido un  tremendo error. 

 —(...)Si realmente le importase no herir tus sentimientos, se habría callado y habría ido solo a la  fiesta, en lugar de pasarte por las narices su sucia historia. 

 Una vez empiezas a pensar que estás envejeciendo, ya no hay marcha atrás. 

 Me he dado cuenta, a medida que los largos y calurosos días se repiten extrañamente, de que, sea lo  que sea que estoy haciendo, siempre pienso que debería estar haciendo otra cosa. 

 De repente la verdad cayó como una bomba sobre mí. Daniel estaba con una mujer. 

 ¿No es curioso cómo se puede detectar la presencia de alguien, aunque no puedas verle, ni oírle, ni  percibirlo de ninguna manera? 

 (...)la única forma de tener éxito con los hombres es ser terrible con ellos. 

 No dejes que nadie -especialmente Daniel- tenga ninguna duda de que tú le has dejado, que de  repente has descubierto lo maravillosa que es la vida sin ese mierda pomposo y disoluto haciéndote  la vida imposible, y verás qué bien. 

 He comprendido con creciente humillación que la razón por la que me he sentido segura con Peter  durante todos estos años es porque fui yo quien corté con él. 

 Cuando alguien te deja, aparte de añorarle, aparte del hecho de que todo el pequeño mundo que  habéis creado juntos se desmorona, y de que cada cosa que ves o haces te lo recuerda a él, lo peor es  la sensación de que te han probado como si fueras un zapato, y la persona a quien amas ha sumado  las partes y al final te ha pegado la etiqueta de RECHAZADA. 

 Es genial cuando empiezas a pensar en tu carrera en lugar de preocuparte por trivialidades... como  los hombres y las relaciones. 

 Me di cuenta de que después de todo el esfuerzo y los gastos les había servido a mis invitados: 
 Sopa azul 
 Tortilla 
 Mermelada 
 Soy un fracaso total. 

Calificación



Ojalá les guste esta nueva reseña. :D

¡BESOTES!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sus comentarios ayudan al crecimiento del blog. Nunca dejo de leerlos. ¡Gracias por pasarse!♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...